¿Cómo saber mi talla de anillo?

El eterno dilema de todas aquellas personas que van a comprar un anillo de compromiso o las alianzas de boda. ¿Cómo saber mi talla de anillo? Es más fácil de lo que parece, enserio. Nosotros en este post te contamos todo lo que necesitas saber para escoger la medida de anillo perfecta. Eso sí, te damos un consejo, las tallas del anillo pueden ser bastante aproximadas, pero te recomendamos que hasta que no te la pruebes, no realices ninguna inscripción en ella. Es mejor que te asegures primero. Ya verás como saber la talla del anillo es mucho más fácil de lo que crees.

Lo único es que, sino es para ti y es para comprarle un anillo de compromiso a tu pareja, sí que necesitarás alguna medida para poderlo hacer sin que apenas se note. Luego te lo contamos.

¿Cómo de medir el tamaño de un anillo?

Con una cinta métrica.

Es la forma más ‘fácil’ pero sí que es cierto que en muchos casos no te sirve solo con ello. Aún así, te la contamos por si acaso. Tan solo tienes que coger una cinta métrica de tela o plástico y enrollarla en tu dedo. Asegúrate de que lo mides por la zona central, es decir, la más gruesa. Lo importante es que el anillo entre y salga sin problemas y no resulte doloroso durante el proceso. En este caso lo puedes anotar en pulgadas o milímetros. Es probable que cada vendedor lo tenga en una u otra medida. Nuestro consejo es que anotes las dos por lo que pueda pasar. Así te aseguras de que sí o sí lo tengas perfectamente medido y no haya problemas a la hora de encargarlo.

Busca un anillo que ya tengas.

En este caso, si no quieres medirte el dedo, puedes simplemente llevar al lugar un anillo que te quede bien. Eso sí, debes asegurarte de que la medida del anillo sea para el mismo dedo. Cada uno de los dedos de nuestra mano son diferentes (incluso cambia de una mano a otra). Así que, tenlo en cuenta a la hora de escoger un anillo de muestra. Por cierto, ¿sabías que la medida del dedo puede cambiar también durante el día? Sí, parece que todo está en nuestra contra. Lo mejor que puedes hacer es cogerte la medida justo al final del día.

Usa una tabla de medidas de anillos.

Las puedes encontrar fácilmente por internet y es la forma más precisa de poder medir el contorno de tu dedo. En este caso, una vez la tengas delante, coge de nuevo una cinta métrica y ponla alrededor del dedo (recuerda que por la parte gruesa). Con la medida que te dé, realiza una comparación con la tabla y listo. Ahí la tienes. En muchas ocasiones la tabla viene dada en forma de regla, así que no tendrás ni que apuntar la cifra. Tan solo pon una medida de la cinta métrica sobre la regla y listo. Ahí tienes cuál es tu talla de anillo. Recuerda una vez más medir el dedo exacto. Si el anillo va en el dedo anular de la mano izquierda, será ese el que tengas que medir y no el anular de la mano derecha. ¡Hay diferencias!

En el caso en que la tabla no tenga una regla sobre impresa, lo que tendrás que hacer es medirte el dedo y, a continuación, coger papel y boli y apuntarlo. Parece una tontería, pero así te aseguras de que no se te olvide ningún número mientras miras en la hoja. En este caso, puede estar en pulgadas o milímetros. Nosotros te aconsejamos que lo midas de las dos formas para que no haya equivocación. Normalmente los fabricantes europeos solo la tienen en milímetros, pero si es de fuera, puede tenerlo en ambas.

Al final lo que consiguen estas tablas es convertir la medida de tu dedo en un número de talla de anillo. Te lo explicamos. En el caso de que el diámetro mida 59’5 milímetros (equivale a 2,34 pulgadas), tu talla sería la 9. Pues así, con todas. Por cierto, en el caso en que la medida esté situada entre dos tallas de anillo, escoge siempre la más grande. Sino lo pasarás mal cada vez que tenga que entrar el anillo en el dedo.

Usa un medidor de anillos

Es parecido al anterior método solo que, en este caso, tienen ya la forma circular. Los puedes encontrar también en la mayoría de sitios web y, por supuesto, tu joyero tendrá uno seguro. En esta plantilla puedes encontrar diferentes tamaños circulares que podrás recortar y probar directamente como si de un anillo se tratara. Al imprimir, recuerda que tiene que salir a escala real sino lo verás distorsionado y puede llevarte a escoger mal.

Otra opción es coger un anillo que tengas (y que gastes de forma cómoda) y ponerlo directamente sobre los círculos. En el que mejor quede, esa será la talla de anillo perfecta para ti.

A la hora de saber la talla de un anillo ten en cuenta que el hecho de tomar ciertos medicamentos o, el estar embarazada, los dedos pueden hincharse. Si se cumplen aquella de estas dos opciones tienes que tener en cuenta a la hora de tomar la medida del anillo. Las joyerías suelen cobrarte el primer cambio de medida pero, normalmente, no lo hacen si es necesario hacerlo otra vez. Aun así, imaginamos que querrás tener tu anillo cuanto antes, así que, haz muy bien la medida por si acaso.

Y, por supuesto, si tienes cualquier duda te recomendamos que preguntes directamente a tu joyero de confianza y el será quien te asesore. Este hecho es súper importante si, por ejemplo, tienes que realizar alguna grabación en él tal y como te hemos dicho al comienzo. Si se trata de un anillo de compromiso para tu pareja, igual es algo más complicado si no puedes acceder a ningún anillo suyo para poder medir. En este caso tendrás que comprar uno que sea lo más aproximado posible y luego ya modificarlo llegado el caso. ¡No hay más opciones!

Para terminar te dejamos algunas herramientas que te puden ayudar a saber la medida exacta que necesitas de anillo: