¿Cómo se limpian los anillos de diamantes?

Se dice que un diamante es para siempre y no podemos estar más de acuerdo. Eso sí, también es verdad que necesitan ser cuidados para poder lucir y brillar como lo ha hecho desde un principio y, por eso, en este artículo te contamos trucos para saber cómo se limpian los anillos de diamantes.

Sin duda, una de las joyas más importantes para una mujer porque, seguramente, habrá sido regalada y tendrá un significado súper especial. Por eso, si crees que tu anillo ha perdido ese brillo que lo hacía aún más importante para ti, toma nota de todo lo que te contamos y descubre una nueva forma de saber cómo limpiarlo sin dañarlo (ante cualquier duda que puedas tener, lo mejor es ir a tu joyero de confianza y que te asesorará de cómo limpiar el diamante de tu anillo).

Protege tu anillo de diamantes

Antes de limpiarlo queremos hablarte de la importancia de protegerlo en tu día a día. Por ejemplo, si vas a realizar algún trabajo físico que pueda ensuciarlo o ponerlo en peligro, directamente nos lo tendríamos que quitar. Hablamos, por ejemplo, de tema jardinería o si te pones a fregar la vajilla entera de tu hogar. Además, también te recomendamos que lo quites cuando vayas a la playa o realices ciertos deportes que podrían hacer que se desprendiera de tu mano.

Recuerda que es importante que, cuando lo guardes, lo hagas dentro de una bolsita especial para anillos con diamantes o lo hagas en un escuche que este cubierto de cuero o fieltro. Por cierto, a parte de la limpieza, también te recomendamos que lo lleves al joyero una vez al año (mínimo) para que revise los montajes y la piedra.

Toca limpiar tu anillo de diamantes

Bien, ahora sí, entramos en materia. Limpiar tu anillo de diamantes es mucho más sencillo de lo que crees y lo podrás hacer directamente en casa con productos cotidianos. ¿Qué? Te pensabas que iba a ser mucho más complicado, ¿verdad? Ya no solo eso, sino que, estamos seguros, de que te pensabas que ibas a necesitar material solo para eso, como algún líquido especial, por ejemplo. Pues ya ves, te vas a dar cuenta enseguida de que limpiar un anillo de diamantes es súper fácil y rápido. Toma nota, ¡te lo contamos todo!

Pasos a seguir

Vale, en primer lugar, te hablamos de los ‘ingredientes’. Necesitarás jabón líquido o detergente y agua tibia. Sí, ya está, con eso es más que suficiente.

  • Primer paso. Prepara una mezcla con el agua tibia y ve mezclando el jabón líquido, neutro o el lavavajillas. Ten en cuenta algo, no uses aquellos que puedan ser corrosivos ya que estropearan el anillo.
  • Segundo paso. Pon en el interior el anillo y mójalo durante unos segundos.
  • Tercer paso. Coge un cepillo suave (uno dental te podría valer) para poder llegar a las pequeñas zonas que pueda tener el anillo de diamantes. Recuerda, nunca uses uno de calidad fuerte porque podrías llegar a dañarlo seriamente.
  • Cuarto paso. Cuando ya lo tengas, usa un pañuelo limpio y seco para poder secarlo sin crear daños.

Como te decíamos, existe la posibilidad de que puedas comprar un artículo especializado en la limpieza de diamantes. No creemos que sea necesario hacerlo, pero si aun así sigues optando por esta opción, te aconsejamos que leas muy detenidamente las instrucciones de uso. De este modo te asegurarás de que quede perfecto.

Algunos consejos que tienes que tener en cuenta:

  • Solo un diamante es capaz de dañar a otro.
  • Nunca uses lejía ni ningún otro producto corrosivo ya que conseguirás que pierda color.
  • No uses ningún material afelpado (como servilletas o pañuelos de papel) para guardar el diamante.
  • Ante cualquier duda, acude a tu joyero de confianza.

Los diamantes, como te hemos dicho al comienzo, son joyas para toda la vida si las tratas como se merecen. Protégela de los daños, llévala al joyero a una revisión anual y, por supuesto, límpiala con sumo cuidado. Si sigues todos estos pasos lograrás que tu anillo de diamantes brille muchísimo. Así es como se limpian los anillos de diamantes, ahora solo queda que lo pongas en práctica.